C.E.T El Faro - Centro de atención integral a niños y adolescentes con capacidades especiales

Area Terapéutica

 

Las diferentes terapias que componen el área, acompañan este proyecto con propuestas individuales, con objetivos específicos e inherentes a cada una, al igual que las actividades programadas en función a cada niño/adolescente, intereses y necesidades, patologías y grado de afección de las mismas.

La terapia tiene como finalidad, en pacientes con parálisis cerebral, la rehabilitación de los componentes que por dicha patología fueron deteriorados o en algunos casos nunca llegaron a formarse.
La Psicomotricidad es una de la terapias que realizamos donde se busca influir en el acto intencional o significativo, para estimular o modificar,  la capacidad de interacción del sujeto con el entorno inmediato (personas-objetos).

La terapia Psicomotriz se realiza mediante un abordaje eminentemente corporal y basado en la comunicación verbal y no verbal, empleando diversas técnicas de ambientación, relajación, motivación, lúdicas, movimiento, posturales, diferentes actividades creativas, entre otras.
En la mayoría de nuestros niños las afecciones y/o lesiones del sistema nervioso central y periférico  dificultan la comunicación, comprometiendo el lenguaje y habla, como también la alteración de funciones como la deglución, masticación y respiración, funciones básicas para el desarrollo de la comunicación en el ser humano.

Es allí donde interviene la terapia Fonoaudiológica que busca reeducar estas funciones organizando los movimientos,  favoreciendo el mecanismo correcto en la deglución y en aquellos casos que contemos con la posibilidad,  desarrollar la comunicación oral verbal o ampliar aquella en la que a través de la mirada y gestos puedan  comunicar.
Dentro de los canales de comunicación que más usamos para ingresar durante la terapia contamos con el sentido de la vista, el cual algunas veces se encuentra afectado en distintos grados, para ello contamos con una terapia la Estimulación Visual que  parte de la premisa de que la conducta visual es una destreza, es decir, algo que se aprende, a través de actividades que  enriquezcan la experiencia del niño y sus funciones, mediante el uso de un ambiente visualmente estimulante.
Las actividades tratan de crear la percepción del estímulo visual a nivel cerebral, para que éste pueda integrarse en el proceso perceptivo (reaccionar, actuar, responder).

El propósito es obtener el mayor rendimiento del potencial visual,  mayor dependencia de su visión, a mirar con mayor eficiencia y a comprender lo que puede percibir.
El objetivo de la rehabilitación es el de ayudar al niño/joven a recuperar su funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida. Con el ejercicio terapéutico se logra la estimulación de los mecanismos neuroplásticos y el adiestramiento altamente especializado de las capacidades o habilidades comprometidas para lograr la máxima recuperación funcional posible.
En los niños con trastornos neuromotores o privados de movimiento las condiciones básicas de control postural no son adquiridas en forma completa o las adquiere distorsionadamente, por lo que los patrones de movimiento están alterados.

Físicamente el niño con trastornos neuromotores usan y refuerzan siempre patrones motores iguales, estereotipados, sin posibilidad de combinar y variar sus movimientos; los cuales estos no son funcionales para sus actividades de la vida diarias.
La intervención de la kinesiología y fisioterapia es fundamental para la realización de la terapia física, a través de técnicas especificas y con la ayuda o asistencia de elementos ortesicos, permitirán el abordaje del niño con parálisis Cerebral.

La rehabilitación integral es un proceso gradual y progresivo y como todo proceso cuenta de etapas que deben ir cumpliéndose y adaptando según las necesidades que surgen en este trayecto.
Este proceso cuenta con una parte muy importante que es la familia de este niño que debe ser guiada  acompañada desde su inicio en este camino y es función de  la terapia Psicológica, abordar a la familia, contenerla e informarla.